Política

Capital Humano denunció comedores inexistentes: uno «funcionaba» en un country

El 50% de los comedores creados por el Kirchnerismo eran inexistentes.

La cartera que dirige Sandra Pettovello realizó un relevamiento y habría detectado irregularidades en el programa “Plan Nacional Argentina contra el Hambre”. La causa quedó a cargo del juez Ariel Lijo.

El Ministerio de Capital Humano, que encabeza Sandra Pettovello, denunció este lunes ante la justicia federal que casi la mitad de los comedores comunitarios registrados en el programa que se creó en 2020 denominado «Plan Nacional Argentina contra el Hambre»  «eran inexistentes» y hasta uno «funcionaba en un barrio privado».

La denuncia judicial fue presentada en los tribunales federales de Comodoro Py 2002 y tras el sorteo, el caso recayó en el juzgado federal de Ariel Lijo.

Las irregularidades surgen de una auditoría del RENACOM (Registro Nacional de Comedores y Merenderos Comunitarios de Organizaciones de la Sociedad Civil) sobre todos los programas que se encontraban vigentes. 

«La gestión anterior del gobierno nacional no realizó los controles correspondientes sobre los comedores a los que asistía con mercadería», según señalaron autoridades del Ministerio de Capital Humano a Clarín sobre la conclusión de la auditoria.

De esta manera, la denuncia refiere a un posible incumplimiento de los deberes de funcionario público.

“La ausencia de control en los dineros estatales se refleja en la imposibilidad material de poder controlar y/o inspeccionar debidamente los beneficios que se otorgaron, y/o si los comedores beneficiarios de las mismas fueron correctamente seleccionadas a tal efecto; o bien, si aquellos tenían algún tipo de incompatibilidad que tornara ilegal dicho otorgamiento”, afirma el documento judicial que presentó el Ministerio.

En ese sentido, sostienen que de «la totalidad de los comedores sólo se pudieron relevar la mitad (52,3%)».

Los restantes «no pudieron relevarse debido a que: el 32% no funciona más como tal; el 25% de los datos de la preinscripción no coinciden con los reales (direcciones inexistentes, direcciones en las que no hay comedores/merenderos)».

En tanto, alguno de los comedores que no existían en los domicilios declarados son «Conquistando Sonrisas»; «Pequeños Gigantes de Quilmes»; «Cielos Abiertos»; «Luz de Luna de Pereyra»; «Esperanza»; «Los Peques de San Alberto»; «Luz y Esperanza»; «No Funciona Como Tal».

No obstante, el dato que se destaca en la denuncia es en el comedor «Gauchito Gil», donde se indicó que la dirección en la que estaba registrada se trataba de un barrio privado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *