Interes GeneralPolítica

Fanny Mandelbaum y el valor del periodismo: «Cuando tenés pasión, el miedo queda atrás»

Fanny Mandelbaum dialogó con Luis Mino en el marco del Día del Periodista y, a sus 86 años, dejó en claro que su amor por la profesión es incansable.

Fanny Mandelbaum es una eminencia del periodismo argentino. Tiene 50 años de trayectoria en los medios y a la edad en la que muchas personas piensan en el retiro, ella sigue al frente de su programa de radio semanal y se encuentra llena de planes a futuro. En el marco del día del periodista, Fanny dialogó con Luis Mino por AIRE y habló de ese espíritu indomable que siempre la caracterizó.

Su dedicación al periodismo fue incansable, a pesar de que las demandas de la profesión la obligaban a pasar largas jornadas lejos de casa. A finales de la década del 80 se atrevió a mostrar al país cómo funcionaba una red de trata. En 1990, su camarógrafo evitó que un proyectil impacte en su cabeza durante la cobertura del levantamiento carapintada. 

Fanny también representó una piedra en el zapato para los políticos de turno. Fue amenazada por el gobernador de Catamarca mientras cubría el asesinato de María Soledad Morales y reveló la trama secreta detrás del supuesto secuestro del entonces mandatario puntano Adolfo Rodríguez Saá, que terminó en escándalo.

Censuras, amenazas, codazos, proyectiles, inundaciones, piedrazos, fuego. A Fanny nunca la frenó nada y solo encuentra una explicación para eso: «Hay que tener pasión. Cuando vos tenés pasión, el miedo queda atrás. Hice móviles con el agua hasta arriba de las rodillas en Corrientes y me he metido en incendios. Si vos tenés pasión, sos inconsciente. Uno hace cosas que no se imagina que va a llegar a hacer», indicó.

Además, destacó que el recurso más importante de un periodista es la cercanía con la gente. «Un periodista tiene que lograr la confianza de la gente. Si todas las semanas ven a un periodista diferente en una cobertura, tiene que hacer que las personas le crean. A mí me veían y sabían que lo que me decían salía al aire. Creo que eso sirvió muchísimo», indicó.

Fanny Mandelbaum recibió múltiples premios y, en el marco del día del periodista, será reconocida por sus colegas de Fopea.

Fanny Mandelbaum recibió múltiples premios y, en el marco del día del periodista, será reconocida por sus colegas de Fopea.

La historia de sus inicios da cuenta de que Fanny estaba predestinada a ocupar un lugar importante en los medios de comunicación argentinos.

«Yo vivía cerca de radio Belgrano. Empecé a escucharla de noche porque soy noctámbula y me enamoré del programa que conducía Miguel Ángel Merellano. Un día decidí ir para verle la cara y me dejaron entrar. Desde ahí fui todas las noches. Un día sonaba el teléfono adentro del estudio y nadie atendía. Entonces entré y atendí. Y así empecé», recordó.

El femicidio de María Soledad Morales, un antes y un después en su carrera

Su cobertura del femicidio de María Soledad Morales en Catamarca en septiembre de 1990 significó un quiebre en su carrera. Fue la primera vez que salió frente a cámara y marcó un estilo propio para la época.

«La primera palabra que le dije a Martha Pelloni después de que me contó todo lo que estaban haciendo fue ‘qué cojones que tiene usted’. Y Martha tapó la cámara con la mano», reveló sobre sus días de cobertura en la provincia gobernada en aquel entonces por Ramón Saadi.

Y destacó la importancia de estar presente en el lugar de los hechos: «Estando en Catamarca conseguí hacer una nota con el coche de Guillermo Luque desarmado en un taller mecánico en el medio de la montaña y el baúl estaba todo sucio. Después logré que uno de sus empleados me contara que en ese baúl había estado el cadáver de María Soledad».

Fanny Mandelbaum en Catamarca cubriendo el caso María Soledad Morales.

Fanny Mandelbaum en Catamarca cubriendo el caso María Soledad Morales.

Además, recordó que el femicidio de María Soledad Morales tomó trascendencia nivel nacional a partir de la insistencia de un corresponsal catamarqueño.

«La gente no se da cuenta de lo importante que es que los medios nacionales tengan periodistas en las provincias que les manden material. Lamento no recordar el nombre de aquel hombre que insistió en publicar día tras día el asesinato de una chica de un colegio de monjas en el diario Clarín», sostuvo Mandelbaum.

Sin embargo, su tiempo en Catamarca no solo le otorgó un merecido reconocimiento por su tenacidad y compromiso, sino que también tuvo que enfrentar la cara más oscura del poder.

«El gobernador de Catamarca me recibió en un cuarto semioscuro y lo primero que me dijo fue: «¿No tiene miedo de andar solita por la calle?». Y yo le contesté que no, porque si me tropezaba con una baldosa, la gente iba a pensar que él me había mandado a tirar. Yo estaba con mi camarógrafo, me hizo sentir mucha bronca», recordó Fanny.

A sus 86 años, Fanny dejó en claro que su amor por el periodismo es incansable.

A sus 86 años, Fanny dejó en claro que su amor por el periodismo es incansable.

La historia de la nota dentro de un motel de San Luis que desató un escándalo político

En octubre de 1993, el entonces gobernador de San LuisAdolfo Rodríguez Saá, denunció públicamente haber sido secuestrado y chantajeado durante varios días. Mandelbaum fue enviada a cubrir el tema a la provincia puntana y terminó descubriendo que la versión oficial era muy distinta a lo que había ocurrido realmente.

«Cuando llegué a San Luis, subí al taxi y le pregunté al tachero que había pasado con Adolfo Rodríguez Saá, porque ellos escuchan y saben más que un detective. Y me dijo que no lo habían secuestrado, sino que había estado con la Turca en el motel. Me aclaró que ella era la amante desde hacía muchos años y todos lo sabían. Me quedé pensando en eso, pero no tenía pruebas», contó.

Y agregó: «A la mañana siguiente, un diario de Mendoza publicó en la tapa la foto del hotel con un título que decía que Rodríguez Saá había estado en ese lugar y que no había sido secuestrado. ‘Esta es la mía’, pensé».

En compañía de su camarógrafo, Fanny fue hasta el motel señalado y le preguntó a la persona que atendía el lugar sobre lo sucedido a través del intercomunicador.

Fanny Mandelbaum continúa al frente de su programa radial semana llamado

Fanny Mandelbaum continúa al frente de su programa radial semana llamado «Fanny Sin Miedo».

«El hombre me dijo que dos parejas se habían peleado y escapado. También me contó que había intervenido la policía, así que me fui hasta la dependencia. Entré con la cámara prendida a la comisaría, que en realidad era una oficina muy chica, y antes que termine de hablar, los agentes se escaparon por la puerta de atrás. Ahí me di cuenta de que era verdad», señaló en AIRE.

Su cobertura en San Luis no terminó ahí, sino que se atrevió a ir hasta la habitación del motel señalada como la que utilizaba habitualmente Rodríguez Saá, para realizar una nota desde ahí adentro. Para lograr eso, simuló ser pareja con su camarógrafo para acceder a las instalaciones como unos clientes más.

«Entramos a la habitación y empezamos filmar. Grabamos las duchas y yo decía las cosas que podían haber pasado ahí y en un sofá que había. Yo me divertía mucho porque me parecía que había que hacerlo con humor y porque soy una inconsciente. Nadie sabía que estaba en ese hotel y me podrían haber matado», indicó.

«El micrófono salva vidas», dijo Fanny Mandelbaum en AIRE,

«El micrófono salva vidas», dijo Fanny Mandelbaum

Con más de 50 años de trayectoria, Fanny es una autoridad indiscutida de los medios argentinos y no dudó en asegurar que «el micrófono salva vidas».

«El micrófono es súper importante. Soluciona las cosas. Yo sin darme cuenta he salvado vidas. Una vez un chico necesitaba que le cambien la válvula del corazón. Estuvo internado durante un mes y medio y la válvula no aparecía. La mamá me mandó una carta», contó en AIRE.

Y agregó: Yo primero llamé al hospital, expliqué lo que había recibido y que lo iba a comentar al día siguiente. Si ellos lo solucionaban, iba a pasar al aire el pedido y a decir que había tenido una pronta respuesta. Y así fue».

Con más de 50 años de trayectoria, Fanny es una autoridad indiscutida de los medios argentinos.

Con más de 50 años de trayectoria, Fanny es una autoridad indiscutida de los medios argentinos.

«El periodismo es contar historias, que si son historias ficticias lo tenés que decir antes, y si son historias verdaderas tenés que documentarte antes de contarlas», aseguró.

Finalmente, en el marco del día del periodista, dejó un consejo para aquellos que sueñan con hacer del periodismo su profesión.“Solo les pido que se pongan un audífono para escuchar mejor y hagan caso a su conciencia. A veces por conseguir un trabajo, hacés algo que no querés hacer y eso te va a perseguir el resto de tu vida. Es horrible en el momento final de tu vida tener que arrepentirse de algo que hiciste durante la juventud”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *