El hospital de Arrufó se posiciona como referencia a nivel regional

Mientras avanza su remodelación, se gestiona la instalación de una posta del Servicio 107. El nosocomio tiene una ubicación estratégica. Arrufó está a la misma distancia, 50 kilómetros, de Suardi, de Ceres, de San Cristóbal, a las que se suman las localidades más pequeñas e inmediatas del interior del departamento.
La localidad de Arrufó, en el oeste del departamento San Cristóbal comienza a posicionarse a nivel regional. Con 2200 habitantes, a la vera de las rutas provincial Nº 23 y nacional Nº 34, pretende ser una referencia para propios y extraños. Y tiene varios atributos para pensar en grande.

A saber, una ubicación estratégica, sino solo por ser una “cuña” en esa confluencia vial, sino por estar a distancias equidistantes de importantes ciudades como Santa Fe, Rosario, Capital Federal, Córdoba, La Banda, o bien, en su zona, de las ciudades sancristobalenses.

Tendrá un centro de transferencia de carga de cereales vía tren clave para toda la región, y un remozado hospital que será referencia para los pueblos vecinos. Y busca crear un área de servicios para el impresionante caudal de viajantes que se conducen hacia el norte del país o viajan a la capital de la República.

Bajo la presidencia de Cristian Piumatti, este pequeño pueblo de San Cristóbal se propone pensar en grande. Analicemos sus posibilidades desde tres perspectivas: administración, obras públicas y proyectos.

Administración y obras
El orden en las cuentas públicas permitió a la Comuna de Arrufó salir del paso en un año complejo como 2018. El recorte del Fondo Federal Solidario asestó un duro golpe a los gobiernos locales y este que conduce Cristian Piumatti no ha sido la excepción. El incremento de los salarios de los trabajadores del sector, incidió directamente en este aspecto. “No dijimos que los empleados debían cobrar menos, pero debemos tener en cuenta que la pauta salarial se fijó en un 18 por ciento a comienzos de año y la inflación terminó siendo del 49 por ciento” advierte el presidente comunal en diálogo con El Santafesino.

Esto obligó a interrumpir obras públicas y posponer proyectos e inversiones que la Comuna de Arrufó tenía previsto. “Ha sido un año muy complejo” resumió Piumatti, quien aclaró que las obras en general se han mantenido pero a un ritmo menos acelerado. En ese punto, se destacan la construcción de 16 viviendas en lotes propios y la remodelación completa del hospital, un edificio que data de 1944. “Junto con representantes del gobierno provincial, el senador Felipe Michlig, colegas de comunas vecinas, siempre destacamos la importancia de este efector público para toda la región” subrayó.

En concreto, se ampliarán las salas de internación y se contará con una nueva sala de rayos. Ahora la Comuna de Arrufó está a la espera del desembolso de recursos para la ejecución de la tercera etapa. “Se prevé que para mayo o junio de este año la obra tiene que estar finalizada” adelanta. Se ejecutó mediante la modalidad de obras delegadas del gobierno de la provincia con una inversión que ronda los 11 millones de pesos.
El hospital tiene una ubicación estratégica. Arrufó está a la misma distancia, 50 kilómetros, de Suardi, de Ceres, de San Cristóbal, a las que se suman las localidades más pequeñas e inmediatas del interior del departamento. “Esta visión hace a una mayor eficacia del sistema de salud” sintetiza Piumatti quien anunció que se avanza en la instalación de una posta del Servicio 107 en esta localidad.

A la vez comparte la alegría de que una médica oriunda de la localidad, ya está trabajando en el hospital local. “Marianella Arce comenzó en el mes de febrero a ejercer su profesión y lo destacamos porque los jóvenes vuelven a la localidad y tienen la posibilidad de un trabajo” expresa. En definitiva será un cambio sustancial en la prestación de salud para los vecinos del pueblo y la zona, porque la obra permitirá superar la mayor falencia que tiene el hospital que es una estructura edilicia obsoleta.

Seguridad y centro cívico
Otro cambio importante, ha sido la remodelación de la comisaría, que se inauguró el pasado 15 de agosto en consonancia con la fiesta del pueblo, con aportes del Ministerio de Seguridad y propios de la Comuna. Sin embargo, está pendiente poner en valor los edificios del registro civil, juzgado de pequeñas causas y una dependencia de API. “En las permanentes charlas que tenemos con el senador Michlig, ideamos un proyecto para refuncionalización de este sector del centro cívico que ya se ha presentado ante la Provincia” apunta.

Como dato no menor, en este contexto de mejora de la infraestructura edilicia de la localidad, es el esfuerzo que realizan los directivos y las cooperadoras de las escuelas primarias y secundarias. En la actualidad, todas las aulas de los establecimientos educativos locales tienen aire acondicionado, condición que permite afrontar de una mejor manera las temperaturas extremas tan frecuentes al oeste de la provincia de Santa Fe.

el santafesino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *