El Gobierno conformó el Consejo de las Niñas y los Niños

En el marco de la Ciudad de las Niñas y los Niños, el Gobierno de Ceres puso en marcha este valioso instrumento para lograr la participación de los más pequeños. Hoy se reunieron más de 20 chicos/as, quienes jugaron y le preguntaron varias cosas a la intendente Alejandra Dupouy

La idea es que estos niños y niñas sean los representantes de sus pares y puedan expresar a la intendente sus ideas, sueños y sentimientos para hacer una ciudad que los incluya

Estamos felices de haber dado inicio a este espacio tan importante para los más chicos de Ceres. En el mes de las infancias, ampliamos derechos.

Esta iniciativa busca crear un espacio en el que niñas y niños, en tanto sujetos políticos, se encuentren con otros para compartir intereses, deseos y sueños comunes. Como parte del proceso, se diseñan instancias para que los pequeños manifiesten sus ideas, reclamos y propuestas ante autoridades y adultos en general (madres, padres, docentes, vecinos), haciendo efectivo su derecho a la participación y protagonismo.

La idea del Consejo es garantizar lo expresado en el Artículo N° 12 de la Convención Universal de los Derechos del Niño y de la Niña, el cual establece que el Estado tiene  la responsabilidad de garantizar al niño a expresar libremente su opinión sobre cuestiones que le interesan y que la misma sea considerada debidamente, teniendo en cuenta su edad o grado de madurez.

Hay que tener en cuenta que la Convención de los Derechos del Niño reconoce a los niños, desde que nace, con la condición jurídica de ciudadanos de pleno derecho, por lo que se elimina la figura de “futuro ciudadano” y se le otorga el derecho de participar. Esto no es una imitación del Consejo Deliberante sino que se pide a un grupo de niños y niñas ayudar a la intendente expresando sus ideas y consejos.

El Consejo se realiza en el marco del proyecto “La ciudad de las niñas y los niños”, ideado por Francesco Tonucci, y al cual la ciudad de Ceres está adherido.  Se trata de un proyecto político que busca, fundamentalmente, la participación de las niñas y los niños y de construir una ciudad diversa y mejor para todos, de manera que los niños puedan vivir como verdaderos ciudadanos, autónomos y participativos.