Alejandra Dupouy juró por su segundo mandato. Repasó gestión y puso en marcha varios programas

Discurso completo de Alejandra Dupouy:

Previo al encendido del árbol de navidad de la ciudad, tomó juramento Alejandra Dupouy como intendente de Ceres por los próximos 4 años. luego puso en funciones a sus secretarios, para terminar con un discurso donde repasó lo logrado en la primera etapa y contar lo que se viene.

Dió inicio al programa Ojos en Alerta, a un sistema de comunicación de reclamos y dejó en claro que no habrá contemplación con los infractores de tránsito.

Este fue el discurso completo de Alejandra Dupouy:

Muy buenas tardes a todos. Senador Provincial Felipe Michlig , Diputado Provincial Marcelo González , colegas intendentes, presidentes comunales, demás autoridades presentes, VECINAS y VECINOS de la Ciudad de Ceres.

Hoy me presento ante ustedes como la Intendente electa de la Ciudad de Ceres en el nuevo periodo 2023 – 2027. Lo hago cargada de responsabilidad, lo hago con orgullo, lo hago con alegría y agradeciendo una vez más por la confianza que han depositado en nuestra propuesta de hacer de Ceres, la ciudad que nos merecemos.

Vengo a sellar con ustedes un nuevo compromiso de trabajo para los próximos 4 años. Vengo a proponerles un modelo de ciudad caracterizada por su sostenibilidad. Una ciudad plena, equilibrada, con calidad de vida y desarrollo para todos nosotros, pero fundamentalmente enfocado en las futuras generaciones, una Ciudad Educadora y de oportunidades para todos.

Quiero compartirles un sentimiento muy personal, que hace a la motivación con la que asumo este gran desafío, y lo digo en simples palabras: estoy feliz porque hago lo que me apasiona, trabajar en política. Estoy feliz y emocionada de estar hoy aquí sabiendo que voy a seguir trabajando como hasta ahora lo hice , al servicio de esta comunidad y de sus vecinos.

Antes de continuar, permítanme que me tome un breve momento para agradecer; En primer lugar, a mis hijos: Juanchi, Facu, Josefina y a mi guía, mi Estrellita Joaquín; a Gastón, mi compañero de vida y mi sostén diario; a todos  por estar y por acompañarme siempre, pero fundamentalmente por aceptar las ausencias que vienen de la mano de esta pasión que es la política y el servicio público.  A mis padres, por haberme dado mucho más que la vida, por haberme formado como la mujer que soy. A toda mi familia,  que están siempre presentes en cada paso que doy en la vida. Y cómo no agradecer a mis amigas y amigos, a la gente a quienes con afecto me han acompañado desde el inicio en este hermoso camino que estoy transitando.  A todos, gracias de corazón.

También quiero agradecer a Felipe, un mentor desde hace 22 años, a quien quiero reconocer, por su enorme gestión, punto de inflexión en la historia de nuestra política partidaria, departamental y provincial. Gracias por la oportunidad y por acompañarnos siempre.

A Marcelo González, un amigo que siempre está dispuesto a escuchar y colaborar. Y hablando de apoyos, la mención especial es para las y los militantes del radicalismo de Ceres y de las demás fuerzas políticas, ya que fueron los hacedores de la gran victoria electoral que hoy me pone, nuevamente, al frente de esta responsabilidad y con la enorme legitimidad de haber sido respaldada por la mayoría de los vecinos.

Gracias por todo el esfuerzo a los empleados municipales , a mi equipo de gestión, gracias por asesorarme, por proyectar, por crear, ejecutar. Confío en ustedes, en la capacidad que tiene cada uno para sobreponerse a la complejidad que se presenta cada día. Hoy una parte del equipo se va a emprender nuevas funciones les deseo éxito, del equipo que se conformamos hoy , Necesito mucho compromiso, capacidad de respuesta a la demanda del vecino y que entre todos construyamos ejemplaridad, ese valor que la sociedad necesita de parte de los políticos.

Les quiero decir que junto a mi equipo vamos a ocuparnos de la ciudad de todos y lo hago abriendo la convocatoria a todos los vecinos y vecinas, a quienes llegan a diario a la Ciudad para llevar adelante sus actividades, sin distinciones, solo por su condición de ciudadanos, para que afrontemos un desafío colectivo: construir juntos la ciudad que queremos.

Para hablarles de la propuesta que nos acompañará los próximos años, miro el camino que recorrimos como localidad, que hizo posible que hoy estemos acá y nos permite ir por un nuevo desafío. Y veo en la línea de tiempo una sucesión de decisiones y obras que determinaron las características de nuestra Ceres: distintos gobiernos, personas que se sucedieron y que con buen criterio y coherencia fueron marcando la impronta de la ciudad que hoy vivimos, “LA CIUDAD DE TODOS LOS CERESINOS”.

Cuando miro hacia atrás veo los bulevares, las avenidas, las vías férreas por donde nos iniciamos como colonia agrícola, la Iglesia, el Cine Ceres, la Sociedad Italiana y la Española, la Sinagoga, las Escuelas y los espacios verdes, la arboleda frondosa, el Nuevo Hospital, los Clubes deportivos y Sociales y tantas obras que dejaron mis antecesores.

Siento que como pueblo estamos preparados para proyectarnos a nuevos desafíos que permitan que quienes nos sucedan puedan disfrutar de una ciudad  que nos inspire, como lo hacemos nosotros.

Claro que no puedo dejar de reconocer que nos tocaron tiempos difíciles para gobernar. Hace 4 años asumimos la responsabilidad de conducir esta ciudad con muchísimas dificultades: en Emergencia Económica, con servicios públicos totalmente deficitarios porque no contábamos con un parque de herramientas acorde a las necesidades, con una planta de personal sobredimensionada. Nos encontramos con una ciudad que estaba básicamente abandonada, a oscuras, con obras inconclusas, con procesos de compras defectuosos, con una administración desordenada y con presuntos delitos de corrupción, entre otros puntos.  

El imperativo, entonces, era trabajar para ordenar de manera urgente la administración pública. Sumado a eso, llegaba la pandemia: vivimos momentos no solo de mucha incertidumbre, sino también de mucha angustia, miedo y pérdidas irreparables, desde vidas humanas a pérdidas económicas, que marcaron con más rapidez la debacle que se venía viviendo en la vida política, social, educativa y económica del país. Puedo continuar y mencionar la epidemia del dengue, a la que se sumó una sequía eterna, golpeando aún más las economías regionales.

A pesar de tener el gobierno provincial y nacional ausentes en materia de políticas públicas para Ceres, supimos avanzar en obras necesarias para los vecinos, porque cuando una administración se concibe ordenada y transparente, invierte cada peso que ingresa en mejoras y se pueden ver los resultados. Ceres es una ciudad que tiene mucho potencial para crecer y desarrollarse, solo necesita que trabajemos todos juntos en pos de los objetivos comunes.

Sé que no es necesario que hoy yo haga una evaluación más exhaustiva de la gestión que iniciamos hace 4 años porque ya la hicieron los ceresinos cuando ratificaron la continuidad del rumbo emprendido en la Ciudad. Sin embargo, voy a mencionar algunas realizaciones sobre las que apoyaremos el camino que viene: la puesta en valor de la Avenida Vicente Casares; el recambio de luminarias led en toda la ciudad; la nueva sede municipal; el Centro de Participación Ciudadana (CPC) de barrio Cooperativa; las nuevas cuadras de pavimento, de cordón cuneta y ripio en barrios históricamente postergados; la revalorización de los espacios públicos; el Paseo de Emprendedores “Olga Racca”; el Parque de las infancias; Domolandia; los distintos monumentos como a Ivotí, a los soldados de Malvinas, a los Inmigrantes, al Molino Melián; la puesta en valor del Cine Ceres; la casa de Abrigo María Florentina; el Centro de Coordinación y Control; el Refugio de animales; las carreras universitarias; el Club de Ciencias; las huertas urbanas. Apostamos a la cultura, el deporte y la inclusión. Pensamos la obra pública al servicio de las personas y creemos que esa es la característica distintiva de este período de gobierno.

Cuando valoramos lo que significan en términos de progreso para la ciudad todos estos hitos que he mencionado, y si le agregamos todos aquellos que en homenaje a la brevedad me he visto obligada a soslayar, sabemos que posicionamos la vara muy alta y que esto exigirá nuestro mejor esfuerzo. Si bien me estoy refiriendo a mi compromiso, también lo hago extensivo al Honorable Concejo Deliberante, a todos los funcionarios y empleados municipales y, por supuesto, a los vecinos, porque la democracia es un sistema de responsabilidades colectivas.

Mi objetivo principal como intendente de la ciudad es dignificar la vida. Frente a esta tarea, mi enemigo siempre será la deshumanización, la pobreza, el desempleo, los obstáculos urbanos como la polución, el riesgo de accidentes, la falta de espacios para construir viviendas y todo lo que obstruye el desenvolvimiento de una vida digna.

 Estoy convencida que la ciudad es una fuente de oportunidades y que la Ceres futura la garantizamos hoy con decisiones impregnadas de la ética que impone la sustentabilidad. Y me refiero al desarrollo sustentable que conlleva hacer un uso correcto de los recursos actuales sin comprometer los de las generaciones futuras.

Nuestra ciudad, democrática, resiliente e inclusiva, requiere que avancemos con la dinámica de la mejora continua para seguir bregando por mejores formas de convivencia social. Sabemos que hablamos de personas y que por lo tanto nunca hay respuestas finales, sino puertas abiertas a varias y mejores soluciones que buscaré con un método participativo. Por esto, voy a seguir gobernando cerca de los vecinos, voy a hacerlo con un gobierno abierto, vamos a seguir siendo un gobierno de cercanía. En esta línea, quiero anunciarles que en los próximos días estaremos poniendo en funcionamiento el chatbot del Gobierno de la Ciudad, una herramienta de comunicación para que puedan acceder a toda la información que tiene el municipio y enviarnos sus reclamos y sugerencias, las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Son los vecinos los principales inspectores en la calle y su participación es fundamental para lograr un mejor gobierno. Escuchar, escuchar y actuar, eso haremos. Por eso, me van a seguir viendo en la ciudad, caminando, en algún comercio, conversando con vecinos, con las entidades, con los visitantes, porque yo sé que de allí recibo las mejores propuestas, las inquietudes y también las críticas que se deben tomar para siempre mejorarnos.

Vecinas y vecinos, sabemos que mucho se ha hecho para construir esta ciudad que queremos y estoy convencida que mucho más haremos juntos para alcanzar la Ciudad que soñamos y nos merecemos. Ahora paso a contarles.

En los próximos años, el municipio seguirá teniendo como prioridad la obra pública de calidad, los espacios públicos para que todos los vecinos los puedan habitar, las obras de saneamiento y seguirá involucrado con la seguridad ciudadana, afectando más recursos, trabajando de manera coordinada con el Gobierno provincial y aplicando nuevas tecnologías. En este sentido, quiero anunciarles que a partir de este momento comienza a funcionar el programa “Ojos en Alerta”: hoy comienzan dos motos a patrullar la ciudad junto a un policía del Comando Radioeléctrico, con quienes trabajaremos en conjunto en la prevención del delito. En los próximos días comenzaremos por el barrio Nueva Esperanza a capacitar a los vecinos para que nos ayuden a ser los protagonistas de este nuevo sistema de seguridad ciudadana.

La buena administración en la Ciudad quedará reflejada en una línea de mejora continua, procurando mejores servicios, de mayor calidad y con menores tiempos de respuesta, porque ninguna innovación nos exceptúa de hacer muy bien lo básico: barrido, limpieza y mantener el alumbrado que hoy tiene un avance importante hemos recambiado 3600 artefactos , que reemplazamos con tecnología LED.

Por otro lado, las desigualdades en nuestra sociedad y la emergencia climática nos indican que debemos empezar a cambiar nuestra forma de hacer las cosas. Por eso el desafío de ir hacia una Ciudad Sostenible. ¿Y cómo vamos a hacerlo? Con una gestión de triple impacto que promueva de manera equilibrada y con visión de género activa el desarrollo económico, la integración e inclusión social y el cuidado del ambiente.

Me referiré, en primer término, al desarrollo económico como concepto superador del crecimiento económico. Hoy la estructura de producción y la riqueza económica de la Ciudad se asienta en el campo, en el comercio y demás servicios. Aportamos anualmente 30 millones de dólares al producto bruto interno de la provincia. Sin embargo, los niveles de pobreza y de desempleo que vemos a diario en la ciudad no se condicen con estas cifras y son un llamado de atención. Es hora de agrandar la “torta” para lograr un crecimiento económico equilibrado, que genere oportunidades de desarrollo individual. Como lo dije en reiteradas oportunidades, no tenemos mares ni ríos; no tenemos petróleo ni tampoco industrias grandilocuentes, pero sí tenemos algo que vale mucho más: el talento y la creatividad de ustedes, por lo que creceremos impulsando la economía del conocimiento.

 Seremos intensos en la promoción para que las empresas del sector se instalen aquí, porque la Economía del Conocimiento genera empleo de calidad, exportaciones, crecimiento e impulsa a todos los sectores productivos.

Somos conscientes que el principal desafío para lograr esta meta viene de la mano de la EDUCACIÓN, ya que será necesario contar con recursos humanos específicamente capacitados. Por esto, vamos a trabajar con los colegios y las universidades para que los jóvenes de la Ciudad reciban una formación que los prepare de la mejor manera para los empleos del sector tecnológico. Queremos que nuestros ciudadanos aprendan y adquieran habilidades digitales que tengan que ver con la robótica, la programación y el diseño.

Como gestión también anhelamos  tener un espacio donde se concentre conocimiento, emprendedores, innovación y desarrollo sostenible, lo que nos va a ayudar como ciudad a ser más competitivos.

 Nuestra “Ciudad de la Innovación” tendrá una sede y será nuestro Polo tecnológico educativo, ubicado sobre la ruta 34, en el Paseo de la Vida. Desde allí impulsaremos emprendimientos, educaremos en oficios digitales y estimularemos la instalación de nuevas empresas. Por supuesto, seguiremos fortaleciendo el crecimiento económico de la Ciudad de la mano de la producción, el  turismo, el comercio y los emprendedores.

En concordancia directa con la producción, trabajaremos también en lograr las mejoras de los caminos de la ruralidad y de esta manera beneficiar a los sectores de la producción, la educación rural y quienes transiten por nuestro distrito. En esta línea, estamos capacitándonos en desarrollar estrategias y tecnologías que permitan la reconversión de los caminos rurales degradados en caminos sustentables.

Los que menos tienen nos reclaman oportunidades, por lo que ahora me voy a referir a la Integración e Inclusión Social, necesaria para lograr una Ciudad Sostenible. Sabemos que la desigualdad en el ingreso tiene su expresión física en el territorio, lo que ha llevado a que existan vecinos que aún no acceden a los beneficios de la urbanización. Un Estado presente capaz de cerrar estas brechas, nos permitirá lograr una mejor Ciudad.  A quienes viven en barrios sin accesos seguros, veredas, iluminación y/o espacios verdes, les comprometo mi esfuerzo para gestionar las mejoras necesarias para vivir mejor. Personalmente, me ocuparé de interactuar con el nuevo gobierno nacional para concretar obras sumamente necesarias para el desarrollo de toda ciudad, como las cloacas, la ampliación de la red de gas y la obtención del servicio para el comercio y la industria. Sé también que son fundamentales más viviendas para Ceres y no dejaré de gestionarlas. Además, nos ocuparemos para que en el tiempo previsto llegue el acueducto a nuestra localidad y garantizar el acceso al agua, indispensable para una vida digna.

Vamos a poner todo nuestro esfuerzo en el trabajo fecundo y, por supuesto, que continuaremos con todos los programas de desarrollo social, culturales, de vivienda, salud y deportes, tan necesarios para lograr una ciudad inclusiva. A la par, seguiremos trabajando en la atención a las Personas con discapacidad, el respeto por la diversidad y el buen trato al Adulto mayor, trabajando de manera coordinada con todas las entidades que cumplen silenciosamente una labor destacable en todos los sentidos.

Como les comentaba antes, el modelo de ciudad que les propongo tiene un fuerte compromiso con el cuidado del ambiente. El cambio climático está sucediendo aquí y ahora. Hay un llamado de la naturaleza que nos pide conciencia y que empecemos a cambiar nuestra forma de hacer las cosas. Resguardar el hábitat para las futuras generaciones es un imperativo ético, un compromiso colectivo ineludible.

El compromiso de todos y la planificación estratégica son las respuestas a esta realidad. Es así que las causas del cambio climático hacen necesario diseñar las ciudades tomando como ejes prioritarios la reducción de las emisiones contaminantes y el aumento de la eficiencia energética. Nuestra gestión de los residuos sólidos urbanos estuvo, está y estará marcada por el mensaje de compromiso que se requiere de los ciudadanos: hay que separar los residuos. Esto seguirá siendo una prédica en la que esperamos ser acompañados. Paralelamente, vamos a seguir trabajando con el reciclaje. Insistiré como intendente en la concreción del Programa GIRSU para poder dar solución a una problemática histórica, social y ambiental.

La generalización del uso de energías limpias en edificios públicos es otro punto sobre el cual trabajaremos, así como el fin del uso de papeles en la administración pública, la educación ambiental, los empleos verdes, la salud ambiental, la movilidad activa, la gestión integral de aplicación de agroquímicos.

Otro elemento fundamental para avanzar en la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático es nuestra increíble y variada forestación, que cuenta con 11.100 árboles relevados. El arbolado es nuestro patrimonio junto al espacio público, por lo que su protección es un mandato colectivo para los ceresinos.

Por otro lado, el impacto del cambio climático se hace sentir también en nuestra disponibilidad de agua, su uso racional es ineludible porque sin agua no se puede proyectar. DEBEMOS CUIDARLA. Todo lo mencionado nos indica que no hablamos del futuro: la emergencia climática nos está impactando en el presente y debemos empezar a actuar ya. Esto involucra a vecinos, organizaciones, empresas y especialmente a los colegas intendentes de la región, a quienes invito a trabajar en conjunto para lograr políticas integradas que vayan más allá de nuestros límites departamentales.

También vamos a trabajar en el Plan de Ordenamiento Territorial que nos indicará cómo debe crecer la ciudad en los próximos 30 años. De esta forma, lograremos mediante la planificación un desarrollo urbanístico socialmente equitativo y ambientalmente amigable. La diversidad es una característica inherente de nuestro territorio, y para lograr su equilibrio deberemos trabajar y pergeñarlo junto a todos los sectores.

Además, trabajaremos para seguir mejorando la educación vial y seremos muy estrictos en el cumplimiento del código de Convivencia urbano, el que contiene los parámetros que rigen nuestras vidas diarias en un marco del respeto, responsabilidad, tolerancia y solidaridad. No podemos permitir más los ruidos molestos, los motociclistas sin cascos, los vehículos sin luces, los conductores en estado de ebriedad, sin licencias ni seguros. REPITO, vamos a ser muy estrictos en el cumplimiento de las normas. Sabemos que no es simple pero es urgente hacerlo.   

Sobre estas bases sólidas, los convoco a un nuevo desafío colectivo, los convoco a comprometernos con la ciudad que soñamos. Y qué mejor que hacerlo, si me lo permiten, en este día tan especial, con las palabras del ciudadano que nos desafió a los argentinos a la epopeya democrática. Raúl Alfonsín decía en su histórico discurso de Parque Norte: “Acometer una empresa colectiva no es tarea simple. Implica una movilización de energías que abarca, no solo la dirección política de la sociedad al estado y al sistema político, sino también a los grupos y a los individuos para que, sin renunciar a la defensa de sus intereses legítimos, sean capaces de articularlos en una fórmula solidaria”.  Es mi convicción que los municipios estamos llamados a tener un rol preponderante en la obtención de este equilibrio, de esta fórmula solidaria como decía Alfonsín.

Este desafío colectivo que hoy afrontamos tiene una particularidad: las expectativas de los Ceresinos  cambian sustancialmente ya que desde el 10 de diciembre asumirá como Gobernador un hombre radical y, lo digo con orgullo, un amigo, Maxi Pullaro!!! Será el gobernador que le venga a poner fin a las mafias narcocriminales, al delito organizado, a las inequidades territoriales que hemos sufrido muchos municipios y comunas. Será el gobernador que se ocupe de devolvernos la seguridad; de garantizar las clases para nuestros niños y jóvenes; de impulsar medidas que dejen de castigar a los sectores productivos de Santa Fe. Será el mandatario que nos devuelva el sistema de salud que hoy está quebrado, tanto en lo público como en lo privado. En definitiva, vamos a trabajar codo a codo con nuestro gobernador para recuperar el tiempo perdido en estos 4 años, para reparar los perjuicios que nos ocasionaron intereses políticos mezquinos, para que Ceres deje de ser una ciudad del interior del norte postergada, con la mayoría de sus calles de tierra,  y podamos pasar al frente y estar a la altura de las necesidades actuales  que tienen nuestros vecinos.

A pesar de todas las fuerzas, ganas y convicciones que tenemos para seguir mejorando nuestra ciudad, no podemos negar que estamos viviendo momentos de muchas dificultades. Los pronósticos económicos y sociales de quienes más saben y del nuevo Gobierno Nacional nos anticipan que se vienen años duros, llenos de desafíos, que requerirán trabajo y voluntad de parte de todos.

No podemos ni queremos ignorar la realidad que nos rodea. Años de malos manejos de la política nacional nos obliga, de una vez por todas, a tomar decisiones que pueden ser antipáticas en el inicio pero que se prevén como la única salida posible a esta crisis.

En Ceres, el 64% de la población eligió el camino del cambio y la libertad, cifra que no podemos desoír. Por este motivo, la austeridad será el principal elemento de los próximos años: tenemos que lograr un estado eficiente y responsable en el uso de los recursos.

Por ultimo quiero decirles que no perdamos las esperanzas, ni nos dejemos vencer. Cuando el panorama se vuelve oscuro, desesperanzarse es lo normal. Sin embargo, es la esperanza el motor que nos impulsa a trabajar por un futuro mejor.

¡Gracias a todos por la confianza!

Ahora sí, vamos a encender este hermoso arbolito. Les quiero desear a todos una hermosa Navidad: dejemos de lado todo lo malo que haya pasado, las diferencias y vivamos estas fiestas con mucha felicidad!